13.04.2015

Elías Fernández: “Erupción de vida”

TwitterFacebookWhatsApp

Elías Fernández

Nací en Santiago en 1997, con el síndrome de Gorlin-Goltz que me ha llevado a ser intervenido quirúrgicamente un total de 18 veces.
A los 8 años ingresé al Instituto Teletón de Santiago, siendo paciente activo hasta la actualidad.

He representado al instituto en distintos eventos artísticos relacionados a las artes visuales y música. Me interesa mucho la lectura, música y especialmente el saxofón, instrumento que estudio en el Liceo Experimental Artístico y que ensayo también en el taller de ensamble de Teletón.

En la plástica, he manifestado interés en plasmar los géneros literarios del cómic y novelas policiales, en pinturas o dibujos que evocan a viñetas de revistas similares a las representaciones del pop art.
Ingresé al taller de arte Teletón desde temprana edad y mis cualidades plásticas expresivas me llevaron a destacar y participar de diversas exposiciones convocadas por Teletón, dentro del circuito artístico nacional. Algunas de las exposiciones en las que he participado con obra son: Héroes a todo color, Sala de Arte CCU, 2010; Bichos, Sala de Arte Telefónica, 2011; Zoom al paisaje, Sala de Arte CCU, 2012; Mandalas, Sala de Arte CCU, 2013; Universos, Sala de Arte CCU, 2014.

Experiencia con Fundación Chilenter

Recibí la invitación de Chilenter con mucho orgullo de representar la estética y plástica que he desarrollado al interior del Taller de Arte Teletón.
Ser parte de la propuesta que incluye utilizar material de reciclaje también fue una motivación fuerte, ya que como artista tengo una inclinación a generar conciencia medioambiental, a través de mis intervenciones, tanto plásticas como de performance musical.
El material e-waste que rescaté fueron placas térmicas que recogen el calor de los equipos computacionales de deshecho que Chilenter dispuso como materia prima para generar la obra.
El encuentro con este material y su función generó una significativa reflexión acerca de la analogía entre el calor humano y el calor que generan los computadores. Tomé esta reflexión como punta pie inicial para generar la obra que forma parte de esta destacable muestra.


Artus?Fernandez-Erupcion de Vida_edited
La obra: Erupción de vida

El proceso de elaboración de la obra tardó aproximadamente tres semanas. A través del ensayo y error fuimos transformando nociones que compondrían la obra al interior del taller de arte Teletón.
El proceso de construcción fue acompañado por el artista visual Jorge Artus, quien me fue guiando en los aspectos técnicos y conceptuales del trabajo, hasta que finalmente logramos plasmar el mensaje que fuimos elaborando.
Se utilizaron materiales tales como yeso, placas térmicas de deshecho, terminaciones lacadas en color blanco para unificar la materia y la escultura montada sobre una base de granito negra.

La obra transforma el concepto de calor humano en una escultura que, como ícono, toma a un corazón, el que construí con las placas captadoras de calor del sistema computacional.
Estas placas me sorprendieron porque son un sistema que concentra una cualidad energética indispensable para hacer funcionar la mayoría de los dispositivos tecnológicos de nuestra era. Quise disponer del material que concentra el calor para transformarlo en un componente fuerte de la escultura, que en un intento simbólico, insufla una segunda vida a este material que se concreta icónicamente en un corazón humano.

TwitterFacebookWhatsApp