06.03.2015

Mujer: Fundación Telefónica te celebra

TwitterFacebookWhatsApp

Este 8 de marzo se conmemoró un nuevo Día Internacional de la Mujer, un día en el que, además de las reivindicaciones que aún están en deuda en nuestra sociedad, es importante destacar la labor irreemplazable que han desarrollado las mujeres en diversas etapas y ámbitos de nuestra historia.

En el área de las telecomunicaciones, por ejemplo, es innegable el aporte que significaron las mujeres para el desarrollo de la telefonía como la conocemos hoy. Específicamente de la mano de las mujeres telefonistas.

Estas mujeres no sólo permitieron conectar al mundo que insipientemente se comenzaba a comunicar de manera remota, sino que su entrada al mundo del trabajo a través de esta labor fue uno de los procesos sociales más interesante del siglo XX.
Su trabajo consistía en gestionar las llamadas telefónicas y manejar una centralita telefónica, mediante la inserción de clavijas o pulsando teclas, para poder conectar a quien llamaba con su destinatario.

En 1878 la compañía telefónica de Alexander Graham Bell decidió contratar mujeres para substituir a los niños que hasta ese momento operaban como telefonistas. Fue gracias a su buen trato con los abonados y rapidez que las mujeres conquistaron su espacio en este mercado de trabajo.

Como sabemos, en los inicios de las telecomunicaciones no sólo se conectaban dos personas para hablar, sino que también las telefonistas fueron fundamentales en la transmisión de noticias importantes, información de catástrofes, búsqueda de familiares, entre otras funciones, sobre todo en zonas más alejadas de las ciudades.
Esta vocación de servicio también quedaba de manifiesto en situaciones como un terremoto o temporal, en que ellas se presentaban voluntariamente a sus puestos de trabajo, para seguir comunicando a quienes lo necesitaran.

Este oficio, que con el paso de los años fue perdiendo importancia con la llegada de las centrales automáticas hasta desaparecer completamente en nuestros días, es uno de los innumerables aportes fundamentales que han hecho las mujeres al desarrollo de nuestra sociedad.
Puedes conocer más de esta importante tarea en la exposición permanente Paseo por la Historia de las Telecomunicaciones, ubicada en el primer piso del edificio corporativo de Telefónica.

Otro ámbito en el que se puede destacar la irreemplazable labor realizada por las mujeres es el programa de voluntariado que desarrollan los trabajadores de Telefónica.

Celeste Maturana, quien es la coordinadora de este proyecto, nos comenta que las mujeres han destacado por su capacidad de movilización de voluntarios en las diferentes actividades que han desarrollado.
De ellas, Celeste destaca el trabajo de Claudia Durán, voluntaria que moviliza y gestiona el trabajo que desarrolla el programa en Temuco. Respecto a su trabajo, comenta que siempre capaz de congeniar su vida personal, con la laboral y el voluntariado, siempre dispuesta a ayudar y motivar a todo su equipo para que se haga parte de las distintas campañas que se realizan en el año. “Es un súper apoyo en su zona y una tremenda líder”, concluye Celeste.

En el área de las artes plásticas, por su parte, sin duda la figura de Matilde Pérez es fundamental si hablamos del aporte de las mujeres.
matilde_edited
Matilde Pérez está ligada al desarrollo e investigación del arte cinético en Chile, ya que fue quien introdujo este concepto en nuestro país.
Durante sus estudios en Francia durante los años ‘60 y ‘70, confirmó su vocación por la abstracción y se inició en la investigación óptica y cinética. En Chile, desde comienzos de los ´70, organizó el Centro de Investigaciones Cinéticas en la Facultad de Diseño de la Universidad de Chile hasta el momento en que fue exonerada en 1976. Luego, a partir de los años ‘90, realizó clases particulares y en el Instituto Cultural de las Condes.
Su obra ha sido reconocida y valorada nacional e internacionalmente desde fines de los años ‘90, a través de exposiciones en Chile y el extranjero, entre las que se destacan: Ojo Móvil en el MNBA (1999); Lo(s) Cinético (s) en el Museo Nacional Reina Sofía, Madrid, España (2007); Cinética, Casa de las América de la Habana Cuba, (2009); Open Cube, en Feria Pinta Londres, Inglaterra (2012).
Su último montaje, del que participó activamente antes de su muerte en octubre de 2014, fue MATILDE X matilde, Espacio Móvil, en el Espacio Fundación Telefónica (septiembre de 2012 a enero de 2013).

Patricia Hasbún, Coordinadora General del Espacio Fundación Telefónica comenta que la importancia de esta retrospectiva estuvo dada porque se mostraron aspectos inéditos de su obra y su investigación óptica y cinética. Además, por primera vez se reunió obras de formato pequeño y bocetos, junto a trabajos públicos y monumentales de la artista.
Y respecto a la figura de Matilde Pérez, Patricia Hasbún comenta: “Matilde fue una mujer excepcional, siempre atrevida, vanguardista, autónoma y autosufiente. Ella siempre decía una frase que la describe perfectamente: Yo no nací para contar cuentos a medias“.

TwitterFacebookWhatsApp