13.04.2015

Renate Neumann: “Corazón On Line”

TwitterFacebookWhatsApp

Renate Neumann

Nací en Puerto Varas, región de Los Lagos. Soy Diseñadora titulada de la Pontificia Universidad Católica.

Después trabajar como diseñadora en importantes empresas como Canal 13, McCann Erickson, Ripley y Copec, y desarrollar variados proyectos de diseño gráfico e industrial, decidí viajar a Amsterdam, donde realicé diferentes desafíos como muralista.

Más tarde, perfeccioné mis estudios en la Escuela de Arte de la UC, obtuve un diplomado de Artes Generales y luego tomé talleres de escultura en cerámica y fierro en el mismo lugar.
Desde entonces, he conseguido mantenerme al margen de las corrientes artísticas tradicionales, postura que me ha permitido siempre diseñar un ritmo y lenguaje especial, diferente y lúdico.

Mis obras plásticas se encuentran en colecciones privadas y públicas, y he participado en variadas exposiciones en Chile, Buenos Aires, Amsterdam y Nueva York.

He exportado obras de arte a Dubai, Singapour, Suiza, Canadá, México, Australia, entre otros.

Experiencia con Fundación Chilenter

Me motiva mejorar el mundo que nos cobija. Cada persona debería poner de su parte y su talento para darle un impulso a la tierra nuestra, que es de todos.

La elección de las piezas fue muy fácil, entretenido y desafiante.

¡Pero hay tanto por hacer! Los desperdicios tecnológicos tienen formas maravillosas, colores y texturas especiales. Conocí cosas que jamás había visto y que estaban dentro de los computadores que hemos usado por décadas, me dieron ganas de hacer más de una… podría haberme quedado haciendo esculturas con reciclaje de estas piezas ¡para siempre! Fue muy divertido. Espero volver a hacerlo.

La obra: Corazón On Line

Renate Neumann-Corazón On Line_editedMi motivación principal fue el rescate del desperdicio, poner mi grano de arena en cuidar y salvar a un planeta que ha sido tan generoso con nosotros y que todavía nos queda mucho por aprender y hacer para mejorarlo, para hermosearlo.

Tomar deshechos y transformarlos en una obra de arte es un tremendo desafío y me tuvo motivada desde el principio al fin. Analicé lo que hacemos cada día al conectarnos minuto a minuto con todas las personas detrás de un aparato tecnológico. Ponemos el corazón en la web…

Luego, al tratar de representar el mundo de la web en el que nos movemos a diario, me di cuenta que las necesidades y motivaciones han cambiado radicalmente desde la era de las redes sociales, desde las más cotidianas a las más profundas… ponemos el corazón y toda la maraña de sentimientos que hay en él, en línea, On line.

La obra completa me tomó un mes y medio, con un trabajo de joyería para unir las partes que conforman el interior del corazón. Un corazón que tiene una postura inclinada sobre una base, es el corazón de la gente que descansa tranquilo en un soporte firme que es internet, que sin él hoy mismo ya no podríamos casi vivir.

TwitterFacebookWhatsApp